No categorizado

Aspectos básicos de la Iqama: Información relevante

By June 1, 2019 August 6th, 2019 No Comments

El Reino de Arabia Saudí (RAS) es el estado árabe más grande con una población de unos 31 800 000 habitantes en 2016, incluidos unos 11 700 000 extranjeros. Con el objetivo de atraer a los inversores extranjeros, el gobierno estableció la Autoridad General de Inversiones de Arabia Saudí para proporcionar incentivos. De las 13 800 000 personas empleadas en el país, solo 3 000 000 son de nacionalidad local, lo que significa que más del 78 % son extranjeros. La Iqama se utiliza para gestionar las contrataciones extranjeras en el RAS. Se trata de un permiso de residencia que se otorga a los expatriados que llegan a Arabia Saudí con un visado de trabajo. A continuación, encontrará más información sobre este permiso, sus antecedentes y el proceso de solicitud.

¿Qué es la Iqama?

El gobierno del RAS es estricto en cuanto al cumplimiento de las políticas migratorias y laborales, en especial cuando se trata de empleados extranjeros. Para que un ciudadano no saudí pueda trabajar en el RAS primero debe conseguir un patrocinador local. Se trata de un empleador local que solicitará y obtendrá el permiso de trabajo y la tarjeta de residencia (Iqama) necesarios para que el empleado pueda trabajar y quedarse en el país. Solo se puede emplear a los empleados extranjeros por un período fijo equivalente a la duración de su permiso de trabajo y su Iqama. En el sector privado, actualmente el permiso de trabajo tiene una validez máxima de un año y debe renovarse una vez transcurrido ese plazo.

Proceso de solicitud de la Iqama

A continuación se describe el proceso de autorización de trabajo para un empleado extranjero en el RAS:

  • El patrocinador o la empresa anfitriona local deben solicitar la aprobación de un visado laboral para empresas (Block Visa) al Ministerio de Trabajo y Desarrollo Social (Ministry of Labor and Social Development, MLSD), si aún no lo tienen. Los visados laborales para empresas son cupos emitidos por el MLSD que permiten a las entidades patrocinar a empleados extranjeros para obtener una autorización de trabajo a largo plazo. El visado laboral para empresas se otorga en función de la nacionalidad y el país de origen del solicitante, así como del puesto de trabajo concreto en relación con su nivel académico.
  • Una vez aprobado el visado, la compañía patrocinadora debe obtener un número de autorización de visado y un poder notarial a través del Ministerio de Asuntos Exteriores del RAS.
  • Esto permite la solicitud de una visa de trabajo en el país de residencia del empleado extranjero, en la misión diplomática de Arabia Saudí correspondiente.  El solicitante debe adjuntar un certificado médico emitido por un centro de salud autorizado.
  • Una vez aprobado el visado de trabajo, el empleado extranjero puede entrar al RAS y empezar a trabajar. Dentro de los 90 días posteriores a la llegada, se debe presentar una solicitud de permiso de trabajo y la Iqama ante el MLSD.
  • Si el empleado extranjero necesita salir y volver a entrar al RAS mientras su permiso de trabajo e Iqama están vigentes, debe obtener un permiso de salida y reingreso a través del Ministerio del Interior.

Saudización de la mano de obra

Saudi Vision 2030 es un plan para reducir la dependencia de Arabia Saudí del petróleo, diversificar su economía, desarrollar los sectores de los servicios públicos y apoyar a las pequeñas y medianas empresas. En consonancia, el Reino ha intensificado los esfuerzos para aumentar las oportunidades laborales de los ciudadanos saudíes y para incrementar la participación de las mujeres saudíes en la mano de obra. El Ministerio de la Función Pública pidió a todos los ministerios y departamentos gubernamentales que no haya más trabajadores expatriados para el año 2020. Los puestos de trabajo en los centros comerciales, así como en las actividades comerciales de doce categorías de ventas minoristas, también están restringidos exclusivamente a ciudadanos saudíes.

Impuesto a los expatriados

La legislación de Arabia Saudí responsabiliza al empleador de todos los gastos asociados con el permiso de trabajo y la Iqama de un empleado extranjero. El empleador también debe pagar los gastos de repatriación si el empleado deja de trabajar en la empresa. A partir de junio de 2017, el RAS estableció un nuevo impuesto para los residentes extranjeros. La ley no especifica quién es responsable de pagar este cargo. Esto significa que el empleador puede decidir si va a pagar el costo. Desde enero de 2018, el impuesto a los expatriados es de 400 SAR al mes por trabajador expatriado. Esto aumentará a 600 SAR en 2019 y a 800 SAR en 2020 para las empresas que contraten a una mayoría de extranjeros. Además, los trabajadores extranjeros con familias a su cargo que figuran en sus Iqamas también deben pagar un impuesto por cada dependiente al momento de la renovación. Esto se cobra en función de las siguientes tarifas:

  • 1 de julio de 2017: 100 SAR por mes por dependiente
  • 1 de julio de 2018: 200 SAR por mes por dependiente
  • 1 de julio de 2019: 300 SAR por mes por dependiente
  • 1 de julio de 2020: 400 SAR por mes por dependiente

La implementación de este impuesto ya ha tenido consecuencias. Más de 94 000 trabajadores expatriados se marcharon de Arabia Saudí en el tercer trimestre de 2017, aunque la mayoría no trabajaba para empresas profesionales que suelen cubrir el impuesto de los expatriados y sus dependientes.

Colaborar con un socio en el país

El proceso general de inmigración y autorización de trabajo en el RAS puede demorar mucho y ser complejo. El tiempo requerido para completar la solicitud puede ser de varios meses, según la nacionalidad del solicitante, el cargo propuesto y el país desde donde se presenta la solicitud. Si su organización está pensando en expandirse al mercado saudí, pero no está lista para comprometerse a establecer una entidad, la solución de Employer of Record (Empleador Legal) de Velocity Global puede ayudarlo a establecerse en el RAS en tan solo 48 horas. ¿Desea obtener más información sobre cómo Velocity Global puede agilizar su expansión global? Comuníquese con nosotros.